jueves, 19 de julio de 2007

Almuerzo y clase de herraje con los chicos de escuela

El miercoles 18 se realizo un almuerzo en el club, por suerte el dia nos acompañó!!! Y la cantidad chicos de la escuela que fueron nos hizo divertir mucho a todos. Jugamos con los ponys, hicimos varios equipos, el juego del agua lo gané el equipo "Pony Luna"- Almorzamos y tuvimos una caminata hasta los boxes donde aprendimos como se hace una cama, que come el caballo, y el sr, Arroyo nos enseñó sobre herraje!! Estuvo muy lindo.........

Programa "Chicos & Caballos"

"Chicos & Caballos" es un programa que funciona dentro de la escuela, se creó con el objetivo de incluir dentro de las actividades ecuestres el trabajo con chicos con alguna discapacidad. El objetivo fundamental es la inclusión de personas discapacitadas, se habla de inclusión y no de integración, porque:

El concepto de inclusión implica que es la Escuela la que está preparada para incluir a todo niño , considerando que la diversidad es una condición básica del ser humano. En esta nueva perspectiva, el niño se incluye en un lugar preparado para él, respondiendo a sus necesidades especiales. La Escuela se define como un lugar para la diversidad.
El lema del programa es: EQUITACION PARA TODOS.

Terminando la clase de noche!

Terminando la clase de noche!
Nancy, adri, Charo y Nico

Los ganadores

Los ganadores
Matias con Isidoro (fer figureti!)

El crédito del club...

El crédito del club...
Lucas montando a "3 coronas Moli"

“Equinoterapia” - Terapia complementaria para personas discapacitadas

Autora: Paula Genoud.

La “equinoterapia” es una actividad que cada día se difunde más. Procuraré responder las preguntas habituales sobre el tema: ¿qué es esto de la equinoterapia?, ¿en que puede ayudar a un chico discapacitado?, ¿es una actividad nueva?, etc.

Primero me parece fundamental definir la equinoterapia como:

“La monta terapéutica en equinos; una actividad rehabilitadora, reconocida en todo el mundo. La equinoterapia, puede eficaz en el tratamiento de niños y adolescentes que padezcan: parálisis cerebral, esclerosis múltiple, autismo, síndrome de down, traumas cerebrales, distrofia muscular, anorexia, bulimia, minusvalías de todo tipo (tanto físicas como psíquicas), problemas de comportamiento y toda otra discapacidad física y mental.

También posee contradicciones absolutas como:

Las graves afecciones de la columna vertebral, esclerosis en evolución, epífisis de crecimiento en estado evolutivo, y generalmente todas las afecciones en estado agudo, las cardiopatías agudas o la existencia de subluxación atlantoaxoidea de personas con síndrome de down.

Cuando un caballo se mueve al paso, emite vibraciones de tipo tridimensional, producidas por su paso en cuatro tiempos. Un caballo al paso, transmite al jinete 110 impulsos por minuto, en una serie de oscilaciones tridimensionales como son avance y retroceso, elevación y descenso, desplazamiento y rotación.-

Por ello cuando el jinete está montado sobre el caballo, generan en aquél reacciones automáticas, como por ejemplo: normalización del tono muscular, mejoras en el control del tronco, equilibrio en movimiento, coordinación, activación de la respiración y circulación y un grado de relajación general.

El uso del ejercicio ecuestre con finalidad de reeducación psicomotora no es algo reciente, data del 485-370 AC, cuando Hipócrates afirmaba que “la equitación practicada al aire libre, hace que los músculos mejoren su tono”.

El primer contacto del niño con el equino es cuando este lo acaricia al caballo, le da zanahorias, lo cepilla, etc, esto es muy importante porque comienza a darle confianza al futuro jinete. Tengo alumnos que llegan a todas las clases con una zanahoria en su mano, lo primero que hacen es darle un beso al caballo y luego empiezan a correr porque saben que el caballo los seguirá tratando de sacarle la zanahoria, es algo fascinante observar como con tan solo 4 años logran que el caballo haga lo que ellos quieren, lo que genera una valiosa conjunción entre el equino y el niño discapacitado.

Después de este primer contacto, se sube al paciente sobre el caballo; se comienza trabajando al paso solamente, el caballo debe estar ensillado solo con un mandil y una cincha, ya que lo que hay que lograr es el mayor contacto del chico con el caballo, se debe sentar al jinete prácticamente en la cruz; ésta, es la zona más alta de la columna del caballo, es dónde el cuello se une con la espalda y en este punto, se reciben los movimientos de los músculos anteriores y posteriores. Éstos movimientos, son los que estimularán y ayudarán en la terapia al paciente. Lo adecuado es que cada chico sea acompañado, en lo posible, a la clase por su terapeuta, porque esta es una actividad multidisciplinaria en donde se debe trabajar en conjunto.

Una sonrisa y una cara de felicidad son los resultados que se pueden ver en los primeros minutos de clase, por ejemplo, Sebastián, un chico de 4 años con parálisis cerebral, el primer día que lo subimos a un caballo no paró de reírse a carcajadas por 15 minutos, fue una experiencia increíble porque no es lo más normal en Seba reírse así.

En la mayoría de los casos se comienza con el caballo como instrumento pedagógico, y se va desarrollando la actividad hasta llegar a la etapa deportiva, según el caso de discapacidad de que se trate. El caballo, es un gran igualador que permite que los discapacitados puedan competir con sus semejantes no discapacitados. Se sabe, que el hecho físico de montar a caballo, rompe con el aislamiento del chico discapacitado y lo pone en igualdad de condiciones con el jinete no discapacitado. En función del tipo y grado de discapacidad, los proyectos pueden ser individuales, en los que se trabaja con una sola persona, o colectivos, trabajando con varios alumnos con el mismo o distinto tipo de discapacidad y también integrándolos con los chicos sin discapacidad que realizan equitación, esto es algo que considero fundamental.


Para los voluntarios de pista...


Son un grupo, no un conjunto, no una tropilla……..que van todos para el mismo lado siguiendo un destino: “Mejorar la calidad de vida” de todos los que asisten a la escuela.
Muchas veces vienen cansados, con mal humor, con sus problemas y cuando llegan al picadero se ponen las pilas y todo cambia, todo se transforma, dan lo mejor, ponen todas sus fuerzas y todo su amor.
El frío les corta el rostro…
El calor les quema la piel…
La transpiración se junta con su ropa…
Los pies se hinchan….
…..sin embargo nada los detiene, para que esta tropilla galope a través de todo el hipódromo y así conseguir el premio más grande una SONRISA en cada uno de los chicos.

GRACIAS A:
Mónica, Nancy, Romina, Coty, Seba, Nico, Jime, Nicolás, Belén.

Los queremos mucho….!!!!!!!!